Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

Amor de madrugada

Hay quienes se acuestan bastante cansados, pero después de un sueñecito cargan las pilas y el deseo se manifiesta rotundamente. ¿Qué hacer en esos casos para no desperdiciar la energía que se manifiesta? A algunas personas les encanta que las despierten pidiendo guerra, sucumben en la calidez del lecho, que nunca es tan íntimo y acogedor como a estas horas de la madrugada. Otras, sin embargo, no soportan que interfieran su período de descanso y consideran que ese tipo de insinuaciones a deshora son una falta de respeto…

Estas diferencias, ciertamente, tienen que ver con el momento que vive la pareja. En períodos de enamoramiento ―cuando la pasión está a flor de piel―, todo acercamiento es bienvenido. Con el paso del tiempo puede que la disposición no es la misma. La comodidad pasa a ser determinante. Además, si la pareja es estable, la motivación hacia la actividad sexual mengua y se transforma en el consabido “ahora no, cariño”.

El tiempo, no obstante, pasa de manera inexorable para todos, y las ocasiones que no aprovechamos no regresan. Por lo tanto, en términos del amor y el sexo es recomendable vivir cada día como si fuera especial. En realidad es tan especial como nosotros queramos que sea. Es verdad que tenemos derecho a descansar y desconectar de nuestro alrededor… y la cuestión es saber valorar el momento y si toca descansar, descansemos. Si es pereza, al final suele pensarse que la diversión ha compensado el esfuerzo.

Una buena disposición sexual ―aunque también en general― contribuye a que la vida en pareja sea más alegre y equilibrada. Por ello, si un miembro de la pareja quiere tener sexo de madrugada, y el otro no tanto, habrá que negociarlo. Cuando las parejas se conocen, muchas veces cuentan con señales para comunicarse sin necesidad de mucho esfuerzo. Si no hay respuesta, en otra ocasión será, siempre nos queda el autoerotismo. Es lo bueno de la actividad sexual, que bien gestionada siempre está a nuestro alcance.

¿Te atreves a asaltar a tu pareja en horas intempestivas? ¿Cómo respondes a las iniciativas sexuales de madrugada? ¿Autogestionas tus madrugadores impulsos sexuales? ¿Has hablado de este tema con tu pareja?