Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

¿Cómo besas?

Se puede considerar que el beso tiene muchísimas vertientes y cumple funciones diversas. Como gesto erótico, suele ser fundamental en el devenir de la relación… Si decimos que “las relaciones sexuales son una forma de comunicación privilegiada entre humanos”, la importancia del beso como medio de comunicación también resulta relevante. ¿Qué te suelen decir con respecto a cómo besas? Una persona puede tener sus propias sensaciones a la hora de besar, y le pueden resultar placenteras, lo que es difícil saber a menos que nos lo digan es qué siente la otra persona cuando nos besa.

Según declaran algunas mujeres, un hombre que besa mal es aquel que parece estar pensando, “¿cuándo empezamos a meternos mano?”. Es decir, una persona que parece valorar y disfrutar poco un beso, quizás la prisa de pasar a lo genital, con su beso no transmitirá erotismo. Si uno disfruta, es más fácil para la otra persona disfrutar también.

Una persona que besa bien considera el beso como un placer en sí mismo. Al besar comunica calidez, intimidad, dando paso al erotismo y la pasión. Besa como si nunca fuera a llegar a nada más con la otra persona, y como si llevara años deseándolo. Quiere saborear cada instante. La paradoja es que esto lleva a que la otra persona se decida por los pasos siguientes más fácilmente.

Lo primero que hay que saber es que en caso de duda es preferible ir despacio. Que ese primer beso sea suave y lento… Aunque quieras demostrar que estás ardiendo en deseo, es mejor ser paciente: resiste al deseo de estampar tu cara bruscamente. Podrías producir un choque dental. Además, conviene recordar que es fundamental continuar respirando.

¿Qué hacemos con la lengua? Para muchas personas, la lengua se vuelve más activa conforme la pasión crece. Hay que recordar que no a todas las personas les gusta ir al mismo ritmo. Ayuda ser receptivo para encontrar un ritmo a un punto medio adecuado para las partes implicadas. Lo menos certero en cuanto a la lengua es emplearla como si buscara comida atrapada en las muelas de la otra persona.

Cualquier movimiento de la lengua debe implicar una acción acompasada, en la que ambas partes ofrecen la oportunidad de interacción. Puede que quieras parar de vez en cuando para tomarte un respiro. Mientras, puede que tus labios sigan pegados a los de la otra persona. Como cuando al bailar con tu pareja de repente te detienes y te quedas inmóvil durante un momento y esto aumenta la sensación de complicidad. No sugiero que la lengua de uno se quede pegada en otra persona, ni tampoco lo opuesto.

¿Te han dicho que sabes besar? ¿Cómo te gusta besar y cómo que te besen? ¿Hay algún tipo de beso que no te guste? ¿Qué opinas de los besos de lengua? ¿Qué crees que sueles comunicar al besar?