Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

¿Cómo mejorar la autoestima?

Una estrategia para mejorar la autoestima consiste en el cambio de pensamiento. Para ello, primero que nada, hay que identificar aquellos pensamientos que nos limitan o que, directamente, nos devalúan. La mayoría de ellos son irracionales e inciertos. Es necesario que los refutemos en nuestra mente hasta conseguir desestructurarlos. Entonces tenemos que buscar pensamientos alternativos, reales y lógicos, que fomenten una sana autoestima. “¿Cómo mejorar la autoestima?” es la pregunta que Xud Zubieta aborda hoy. 

Es importante generar pensamientos alternativos, para sustituir a los dañinos. Por ejemplo, ante alternativas concretas, podemos pensar: “Puede que me salga mal o puede que me salga bien. No soy perfecto. Puedo permitirme el equivocarme y aprender de mis errores. Tengo capacidades y también límites. “

Es necesario tener una idea clara de nuestros límites y capacidades. El concepto “límite” es muy importante para trabajar la autoestima. En esta sociedad muchas veces se nos pide que seamos perfectos. No obstante, esto choca frontalmente con ciertas experiencias o vivencias concretas.

Es adecuado sentir que hay una parte en nosotros que es maravillosa, aquella que se refiere a nuestras capacidades. Somos buenos para unas cosas. Tenemos cualidades que expresamos, o no… Hemos conseguido logros, sin importar su magnitud. También hemos sido capaces de dar y compartir alegrías con otras personas…

En cuanto a nuestros límites, seguramente a veces nos enfadamos, somos perezosos, desordenados, débiles, miedosos… No sabemos hacerlo todo y, de hecho, a veces nos equivocamos…

Curiosamente, las personas tienden a ocultar sus límites. Es decir, lo que nos avergüenza de nosotros mismos. A veces ponemos tanta atención en nuestros defectos, los alimentamos y conseguimos que estén más presentes. Sin darnos cuenta producimos el efecto contrario al que buscamos. Al poner demasiada energía en los límites, dejamos de alentar el desarrollo de nuestras capacidades hasta alcanzar la plenitud.

Necesitamos aceptar nuestra persona como un todo, incluyendo nuestros límites y nuestras capacidades. Es importante poder querernos sin condiciones. Así conseguiremos ir aumentando nuestra autoestima gradualmente. Necesitamos apreciar lo mejor de nosotros e identificar aquello menos bueno.

Si además quieres contribuir a una sana autoestima en otras personas, reconoce sus méritos, en lugar de criticarlos continuamente por sus errores. Transmite la idea de que lo perfecto no existe. Lo adecuado es algo más realista.