Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

De dos en dos…

El simbolismo de los pechos femeninos en nuestra cultura es muy grande. No hace falta realizar un profundo análisis para relacionar esta parte con la vida, la salud, la nutrición, el erotismo… Si se tuviera que seleccionar un símbolo que representara universalmente el cuerpo femenino, mucha gente probablemente escogería los senos. Con independencia de cuánto se valore ―o sobrevalore― esta región, los pechos son una zona erógena ―en hombres y mujeres―capaz de generar muchísimo placer. Las posibilidades de juego y de excitación en esta zona son múltiples y variadas.

Al igual que ciertas zonas erógenas que hemos mencionado pueden haber sorprendido a algunas personas, son pocas las que cuestionarían que los senos constituyen una obvia fuente de erotismo.

Como zona erógena puede centrarse en los pezones. Hemos de decir que en este sentido hablamos tanto de mujeres como de hombres. Erógenamente no hay mucha diferencia, aunque las actitudes al respecto puedan ser muy distintas. En cualquier caso, los pezones son importantes generadores de excitación, gozo y sensualidad. Para quien los acaricia, así como para quien es acariciado.

Muchos hombres desean tener acceso a unos buenos pechos, bien definidos, para tocarlos, besarlos, masajearlos… palparlos centímetro a centímetro. O recorrer hasta el último rincón de los mismos con la lengua, llegar a los pezones, darles mordisquitos, según el gusto de quien los da y los recibe…

Aquí también es importante considerar los umbrales de sensibilidad de la otra persona. No a todas las personas les parece igual de excitante este jugueteo. Por cierto, el tamaño de los senos o los pectorales no está relacionado con mayor placer necesariamente, aunque pueda despertar más chispa y active la imaginación.

El caso de los pectorales es similar al de los glúteos. Para muchos varones representa una zona prohibida o muy poco explorada. Su estimulación en ocasiones se asocia al placer homoerótico y, por ende, puede ser una zona tabú durante las relaciones sexuales.

Es posible que para algunos varones su estimulación llegue a causar un poco de dolor, por lo que será necesario tomar en cuenta los umbrales de sensibilidad.

Debemos resaltar que su potencial como zona erógena, es decir, capaz de generar excitación y placer, es enorme. Te invitamos a que lo descubras, si es que aún no lo has hecho.

Texto de Xud Zubieta