Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

El alcohol y la actividad sexual

Salir de copas, tomar algo suele ser, en muchas ocasiones, el preámbulo de un encuentro sexual. Sin embargo, se ha comprobado, tanto en hombres como en mujeres, que los efectos del alcohol en la excitación sexual son negativos. El alcohol, si no se dosifica bien, puede convertirse una trampa y estropear las expectativas eróticas.

En estudios recientes sobre el tema, parece comprobado que el alcohol disminuye el goce y la intensidad del orgasmo, tanto en hombres como en mujeres. El alcohol también debilita la eficacia masturbatoria. En las mujeres, aun cuando se bebe con moderación, su efecto puede dificultar la respuesta orgásmica. En el hombre, a partir, de 0,5 gramos de alcohol por litro en la sangre, ya puede tener efectos nocivos en la erección y en algunos casos provoca disfunciones sexuales.

En ocasiones nos encontramos en consulta con personas jóvenes con disfunción eréctil situacional. Suele ocurrirles que tienen relaciones sexuales esporádicas, o con su pareja, los fines de semana a altas horas de la madrugada, y después de una noche de mucha fiesta y consumo de alcohol. En dichos casos, es frecuente que el pene no responda de acuerdo con sus expectativas y deseos, a pesar de su juventud. Puede encontrarse con el pene totalmente flácido, aunque él siga sintiéndose excitado.

Todo ello sin mencionar los casos más extremos de intoxicación etílica, o incluso de policonsumo de sustancias tóxicas. No hace falta demasiada imaginación para saber que alguien que vomita, babea, semi-consciente, con comportamiento torpe… tiene un efecto antierótico.

Por otro lado, también es verdad que el alcohol es un depresor del sistema nervioso central, que disminuye el funcionamiento de niveles superiores del cerebro. Esto quiere decir que localizaciones cerebrales más primitivas, entre ellas las implicadas en las respuestas emocionales, tienen más autonomía. De esta forma, las emociones toman el control y puede haber una mayor desinhibición. El alcohol puede actuar como un activador psicológico y un inhibidor físico. Es decir, puede hacernos más atrevidos y facilitar la expresión del deseo y el acercamiento, pero… si no se controla muy bien puede mermar la ejecución y quedarse en “mucho ruido y pocas nueces”.

Entendemos que todo consumo inmoderado, sea de sustancias tóxicas, comida, televisión… en la mayoría de los casos causará estragos. Asimismo, sabemos que tomarse “una copita” puede servir de alicate a la hora de ligar y “enrollarse” con alguien. Especialmente en la cultura en la que vivimos. Sin embargo, hay que tomar en cuenta los riesgos y la información que aportamos. Sería paradójico que por una mala gestión en el consumo de alcohol nuestras fantasías sexuales se conviertan en pesadillas.

¿Cómo vives el binomio alcohol y sexo? ¿Has sido víctima de sus efectos? ¿Sueles asociar el consumo de alcohol con el sexo? ¿Te ha estropeado el alcohol alguna cita? ¿Has tenido alguna borrachera inoportuna? ¿Conoces alguna anécdota de este tema?

  • jonny

    el alchol y el sexo se saludan pero no conparten sitios,la primera copa te hace ser divertido y lanzado ,la segunda te lleva al beso y a algo mas ,la tercera a la peor experiencia de tu vida .lo digo por experiencia