Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

El cuarto oscuro

El cuarto oscuro o “dark room” es un sitio ubicado en un local destinado a la participación de actividades sexuales anónimamente. El gran atractivo de este lugar es poder establecer relaciones sexuales con una persona extraña, desconectando esa situación del resto de su vida. El anonimato es básico en la motivación de la persona para participar en actividades sexuales en este tipo de lugares.

El cuarto oscuro era una característica de los bares estadounidenses de ambiente gay de los años 60 y 70. No obstante, se han extendido a otro tipo de lugares, como pueden ser los clubes de sexo, centros nocturnos, sauna…, tanto para homosexuales, como para heterosexuales. Cuando se ubican en un bar, también se les denomina “cuartos traseros” o “cuartos negros”. Los cuartos oscuros siguen siendo bastante populares en muchos bares y lugares de ambiente gay, especialmente en Europa, pero también en otros países de Occidente.

La iluminación de estas habitaciones suele ser escasa o nula, aunque puede ir una luz muy tenue, a la oscuridad total y absoluta. Algunos cuartos oscuros incorporan luces rojas, azules o negras. Las paredes suelen ser negras o de colores muy oscuros. Carecen de mobiliario aunque en cuestiones también cuentan con ciertos apoyos para la actividad sexual. En ocasiones forman parte de un laberinto, y otras veces tienen una entidad propia.

En cuanto al tamaño del “dark room”, el espacio que tiene puede ser suficiente para dos o tres personas. En algunos lugares, por otro lado, puede haber una gran parte de su área de laberintos, con rincones y recovecos privados, o con algunos lugares que tienen la apariencia de las celdas de una prisión, comunicadas entre sí, o totalmente independientes, con “glory holes” ―de los que hablaremos en otra ocasión―.

Lo que puede suceder en un cuarto oscuro desbordaría la imaginación de unas cuantas personas. No obstante, también es cierto que el abanico de conductas y actividades sexuales que la gente realiza ahí es bastante amplio. Algunas personas optan por mantenerse con la ropa puesta y exponiendo al mínimo su piel y sus genitales. Otras, sin embargo, van completamente desnudas.

Como decíamos anteriormente, el gran atractivo de este tipo de lugar es poder establecer relaciones sexuales anónimamente. El tener sexo con una persona extraña, ajena a su mundo, permite al individuo disociar la situación de su vida “normal”. Para muchas de estas personas, sus sexualidad está desconectada del resto de su vida. De ahí que, durante décadas proliferaran especialmente en el ambiente homosexual. Digamos que nos sirven de metáfora para lo que era el ejercicio de la sexualidad para los homosexuales. Tenía que ocurrir a oscuras, donde nadie pudiera verles ni juzgarles.

En España, los “Cines X” muchas veces cumplían la función de un gran cuarto oscuro con entretenimiento “ad hoc” en la pantalla.

¿Qué te parece el concepto del cuarto oscuro? ¿Alguna vez has visto uno? ¿Cuál es tu experiencia al respecto? ¿Tendrías relaciones sexuales en un “dark room”?

La ilustración es de Miguel Ángel Martín: http://www.vidasdepapel.com/es/autor/miguel-angel-martin/