Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

El Primer Orgasmo

 

Mucho se habla de la primera vez, refiriéndose casi siempre al primer coito. Menos se oye sobre el primer orgasmo. El coito y el orgasmo no siempre resultan sinónimos, según quién.

No obstante, se trata de dos hechos distintos y las diferencias están claras:

  • El primer orgasmo puede ‒o no‒ vivirse en compañía.
  • El coito ‒sea vaginal o anal‒ precisa de compañía.

Pueden vivirse muchos orgasmos sin ningún coito. Y pueden producirse muchos coitos sin orgasmos.

¿Qué es primero, el coito o el orgasmo? Todo depende de la persona. Muchas personas empiezan por el coito y tardan un tiempo en descubrir el orgasmo. Una de las razones puede ser porque empiezan a masturbarse precozmente, en cuanto a su capacidad fisiológica para producir un orgasmo.

Aprender a llegar al orgasmo resulta útil a la hora de estrenarse en el coito.

La capacidad para llegar al orgasmo a través del placer en la inmensa mayoría de casos requiere de una educación y de un aprendizaje. Hay personas que parecen más predispuestas ‒casi, de forma innata o intuitiva‒ a realizar lo que es requerido en sus actividades sexuales para potenciar el placer.

Por lo tanto, resulta paradójico que para algunas personas esa intensa chispa de placer gratuito sea descubierto tardíamente ‒o más tarde de lo habitual‒. Para muchas mujeres éste es el caso. La palabra “descubrir” puede llamar la atención, pero para muchas personas es así. El orgasmo se descubre: a veces incluso por casualidad, en ocasiones por intuición, en otras situaciones por modelaje o instrucción directa por parte de alguien más.

Para algunas personas el orgasmo es una preocupación importante en su vida. Ya sea esto porque, en el contexto de la actividad sexual, llega precozmente, o porque no llega o tarda mucho en llegar, por dar los ejemplos más comunes. Lo cual se produce en casos masculinos y femeninos igualmente. Otra de las ironías de nuestra sociedad y cultura es que suele dársele más importancia a los problemas sexuales masculinos que a los femeninos.

Sobra decir que si existe cualquier tipo de problema relacionado con el orgasmo lo mejor es pedir ayuda a un especialista.

Por si no resulta obvio, se puede decir que las personas que no estén seguras de si han tenido un orgasmo o no, probablemente no lo han vivido. La experiencia es tan intensa y diferente que no pasa desapercibida: ¡la experiencia es inequívoca! ¿Cómo fue para ti? ¿Qué edad tenías?

¿Lo tuviste en soledad o en compañía? ¿Qué le dirías a quienes todavía no lo han vivido?