Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

¿Es el sexo una habilidad?

Uno de los mitos más comunes sobre el sexo es que se supone que es “natural” y “automático”, como el comer y el dormir. El sexo reproductivo parece ser natural en un sentido biológico. Sin embargo, las otras funciones del sexo ­­–mayor placer, autoestima e intimidad en la relación­­­­­­− se consiguen aprendiendo habilidades psicosexuales.

¿Te preocupa desarrollar dichas habilidades? Piensa en cualquier habilidad que te proporcione satisfacción, especialmente una actividad física: bailar, patinar, nadar, escalar, paracaidismo, e incluso correr. No es que los corredores de maratones salgan a la calle y de repente se pongan a corren una maratón. Conlleva disciplina, concentración, preparación psicológica, acondicionamiento físico y el aprendizaje de estrategias para conseguir el ritmo idóneo. Así es que si quieres convertirte en un “maratonista” durante el sexo, necesitarás preparación y entrenamiento físico y mental.

Sí, el sexo biológico es básicamente natural ­–el pene entra en la vagina, por utilizar este ejemplo­−, pero para disfrutar de verdad emocionalmente, el sexo íntimo requiere de atención, conocimientos y práctica. Sí, es desagradable prestar tanta atención a algo que desearías que “fluyera”. Pero gestionar tus procesos de excitación requiere de un entrenamiento. Éste es un hecho.

Una habilidad, ya sea cognitiva, emocional, conductual o interpersonal es una habilidad aprendida para realizar la tarea bien y con cierta facilidad. Las habilidades se desarrollan a través de la práctica (repetición), persistencia (disciplina) y paciencia.

¿Recuerdas haber aprendido varias habilidades de pequeño? El aprender a andar en bicicleta, por ejemplo, requiere de un cierto grado de persistencia y auto-regulación del miedo a caerse. Tuviste que intentarlo una y otra vez hasta que se convirtió en algo “natural”. Probablemente te tuviste que tropezar, hacerte una herida en la rodilla varias veces, pero no claudicaste. El saber gestionar tus habilidades psicosexuales en la práctica, la persistencia y la paciencia te ayuda a desarrollar las habilidades cognitivas, emocionales, conductuales y relacionales.