Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

Exhibicionismo

El término “exhibicionismo” proviene del latín “exhibiré”, que significa “mostrar”. Se refiere a la necesidad psicológica y al patrón de conducta impulsiva para mostrar a otras personas partes desnudas del cuerpo o conductas sexuales eróticas. Un aspecto de la motivación del exhibicionista es cautivar la atención de otras personas al mostrar sus genitales o “partes íntimas”. Es decir, partes del cuerpo que habitualmente permanecen ocultas por el vestido en la mayoría de las culturas y circunstancias.

De forma típica, las partes corporales que suelen exhibir ellas son los pechos y las nalgas, mientras que ellos, el pene y las nalgas. La conducta exhibicionista pretende inflar el ego de quien realiza y conlleva la esperanza de excitar a la persona quien se exhibe. Hay exhibicionistas que hacen de su comportamiento un estilo de vida, mientras que otros lo efectúan de forma ocasional. Éstos suelen ser más cuidadosos a la hora de seleccionar los momentos de exhibicionismo y las personas con quien lo realizan. En estos casos, el acto suele ser breve, poco evidente y ―aparentemente― casual.

Los tipos de exhibicionismo que se puedan producir son variados. Van desde la persona ―hombre o mujer― que se presenta desnuda ante todo el público tras un encuentro deportivo, hasta los grupos ―generalmente de varones― que muestran sus nalgas ―que coloquialmente es denominado “calvo”―. En tiempos más recientes empieza a haber manifestaciones exhibicionistas por parte de grupos de mujeres, en las que muestran sus pechos al tiempo que reivindican algo. También están las personas que mantienen relaciones sexuales al aire libre a sabiendas de que se estarán expuestas a las miradas indiscretas de la gente alrededor.

Asimismo, podemos incluir el exhibicionismo cada vez más común en nuestra sociedad, y que se realiza a través de Internet, con la ayuda de la webcam. Otros métodos modernos de exhibicionismo incluyen la distribución de historias, materiales informáticos, digitales… en la red. En Youtube es posible encontrar ejemplos de éstos. Su propósito puede ser erótico o simplemente lúdico.

En consulta a veces nos encontramos con personas exhibicionistas que llegan dispuestas a mostrarlo todo, literalmente. O personas que derivan mucho placer de contar sus aventuras sexuales. De hecho, hemos encontrado a algún varón cuya motivación a la hora de ligar se produce por la idea de que después podrán “presumir” de lo que han hecho.

Los exhibicionistas no constituyen, por regla general, ninguna amenaza. La gran mayoría reaccionan de forma insegura y salen huyendo cuando su oferta es correspondida. En algunos países, el exhibicionismo es considerado un delito contra la libertad sexual o alteración del orden público. El exhibicionismo es considerado una parafilia cuando interfiere en la vida ―social o sexual― y en las actividades generales de la persona.

¿Te ha sorprendido un exhibicionista en alguna ocasión? ¿Conoces a alguien con esa proclividad? ¿Has practicado el exhibicionismo? ¿Y por medio de Internet? ¿Conoces alguna anécdota al respecto?