Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

Los nombres de los genitales

Es curioso comprobar los nombres que muchos padres utilizan para referirse a los genitales cuando hablan con sus hijos. Existen innumerables eufemismos para nombrar el pene y la vulva. Es obvio que para un gran número de personas en nuestra sociedad, hoy día, sigue siendo difícil mencionar los genitales directamente y a veces se utilizan palabras que pueden resultar cómicas y muy peculiares.

Los eufemismos son palabras que utilizamos para aliviar la carga emocional que el mensaje suscita en nosotros. De hecho, su uso es frecuente en temas como la muerte y las enfermedades. Para algunas personas la palabra “cáncer”, por ejemplo, está proscrita y resulta innombrable. En el área sexual, las palabras encubridoras se prodigan ampliamente. Estos vocablos, como cortinas o filtros, van cambiando con la moda y tienen su público.

Es curioso como para algunas personas, el descubrimiento de los nombres verdaderos de los genitales ―pene, vulva, vagina, testículos…― llega en el colegio, con las clases de anatomía. Pero aun entonces no se proporciona un lenguaje para términos sexuales, sino sólo anatómicos. No es sino hasta las clases de educación sexual, para quienes hayan tenido el lujo de recibirlas, cuando se pueden conocer los términos reales relacionados con la sexualidad.

Hasta entonces, casi todo mundo parece hablar de sexo en clave. Y se refiere a los genitales empleando los términos infantiles que aprendimos hace mucho… Hay quienes se van al otro extremo y emplean términos vulgares, de los cuales existen también unos cuantos.

Para nombrar la vulva, por ejemplo, hemos oído todo tipo de vocablos, algunos más finos como “conejito”, “la flor”, “tesorito”, o más contundentes, como “chocho”, “chumino”, “papaya”. En valenciano le llaman “figa”. De los términos vulgares no diremos más.

En cuanto a los genitales masculinos, “el pajarito” o “la colita”, son bastante comunes entre los niños. En España también se escucha mucho “picha” o “pija”. En valenciano dicen “pilila”, que desde fuera puede sonar graciosa.

Es así que, los nombres “pene” y “vagina” pueden parecer términos algo asépticos en el contexto de las relaciones sexuales, poco estimulantes y aburridos. Por lo tanto, hay quienes a la hora de tener actividad sexual en compañía prefieren emplear aquellos términos que habitualmente serían vulgares. En el contexto de la actividad sexual pueden añadir una chispa de picardía y excitación, lo cual tiene un componente psicológico importante, del cual hablaremos en otra ocasión.

¿Qué nombres de los genitales te parece más evocador? ¿Y cuál el más excitante? ¿Con qué nombres de los genitales te educaron? ¿Qué nombres sueles emplear?