Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

Modelos de familia

A estas alturas de la historia es un hecho conocido que el modelo de familia tradicional no es el único que ha tenido cabida y existe en la sociedad. Las madres solteras tuvieron que superar el estigma de serlo para ganarse el lugar que les corresponde. Su camino no ha sido fácil, como tampoco lo ha sido para las personas homosexuales que tienen hijos y forman una familia. Las de tipo homoparental son una realidad, en nuestro país y en muchos otros, desde hace varias décadas.

Estas familias se han tenido que enfrentar a un sinfín de vicisitudes en su lucha por reivindicar su derecho a tener y educar a sus hijos. El estigma que han llevado encima ha pesado, y sigue pesando demasiado. Han tenido que prestarse a un escrutinio extremo para demostrar que son tan competentes como las personas heterosexuales. Sistemáticamente, de los años 70, se han venido realizando estudios sobre familias formadas por parejas del mismo sexo.

Los resultados de los estudios realizados son bastante contundentes. Indican claramente que no hay diferencias significativas entre los niños educados por padres o madres homosexuales y padres o madres heterosexuales. Esto es, en relación a su salud psicológica, su orientación sexual, su identidad de género, sus habilidades sociales y su funcionalidad en general. Se concluye, entre otras cosas, que la homosexualidad no es una enfermedad mental, y que los padres y madres homosexuales son tan competentes como los heterosexuales.

Asimismo, se subraya que los hijos de padres y madres homosexuales no son más susceptibles al abuso sexual que aquellos de padres y madres heterosexuales. Una de las grandes cuestiones a la que las familias homoparentales es al mito de que sus hijos tenderán a ser homosexuales. Sin embargo, las investigaciones realizadas determinan que la orientación sexual de los padres o las madres no tiende a determinar la orientación sexual de los hijos, ya sea en familias homoparentales o heteroparentales.

Nos entristece muchísimo la actitud de distintos grupos que en pos de la religiosidad y el fanatismo intentan que las familias homoparentales queden excluidas de distintos ámbitos de la sociedad. Nos asombra a veces que gente que se profesa cristiana, especialmente, sea tan excluyente y vea enemigos por todas partes. ¿Qué pasa con los cristianos divorciados, con los cristianos gays y con las madres solteras?, por dar algunos ejemplos. ¿Cómo pueden sentirse ante una manifestación homófoba tan prepotente?

Será cosa de los integrismos, que aunque vistan distintos hábitos tienen la misma esencia. Echamos de menos un poco de caridad cristiana. Se puede decir que hay dos tipos de personas: las que suman y las que restan. Las que cuando ven a alguien diferente tratan de ponerse en su lugar y buscan afinidades. Y las que viven en el pensamiento único y ven las diferencias como amenazas.

¿Qué tiene que ver esto con el sexo? Mucho, muchísimo más de lo que se puede entrever a primera vista. Las actitudes excluyentes de este tipo fomentan el malestar sexual, y hacen que las personas vivan su vida sexual con traumas y sentimientos de culpa. Esa energía negativa y la amargura que genera nos afectan a todos. Como sexólogos hemos podido observar múltiples maneras de vivir y sufrir la sexualidad. Por eso preferimos tener vocación de felicidad y procuramos entender y respetar las diferencias.

¿Crees que la familia tradicional es garantía de felicidad y buena crianza? ¿Tienes contacto con otros tipos de familia? ¿Crees que en nuestra sociedad debe haber cabida para otros tipos de familia y otros modelo familiares?