Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

Monotonía Sexual

 

Al contrario de lo que afirman algunas encuestas, una buena cantidad de personas se quejan de que su vida sexual es monótona y aburrida. Desde una perspectiva psicológica, se puede decir que a menudo el aburrimiento y la monotonía se producen como resultado de ciertas actitudes (o posturas) ante la vida.

Esto se refiere a, por ejemplo, actitudes pasivas y poco creativas, en las que la persona espera pasivamente a que surja algo que le pueda entretener. Como cuando enciende el televisor, se acomoda en el sofá y no tiene nada más que hacer para pasar el rato. Es una postura muy cómoda y es el ejemplo de una actitud pasiva, dependiente, poco aventurera… eso sin mencionar la falta de imaginación.

La necesidad de buscar y obtener satisfacción sexual ha existido desde el principio de los tiempos. Se trata de un impulso fundamental en prácticamente todos los seres vivos. No obstante, es muy fácil que dicha búsqueda quede automatizada merced a otra tendencia: la de acomodarse a una vida fácil ‒y, lamentablemente, carente de pasión‒.

Hay parejas cuya vida sexual se ha tornado tan monótona que no son capaces ni siquiera de variar ‒con el paso de los años‒ la postura en la que tienen relaciones sexuales. Muy probablemente, sus actitudes en general en el resto de su vida también pueden resultarles cómodas, pero muy poco excitantes.

Quizás sea un problema de imaginación. Aunque eso mismo denota la pasividad antes mencionada: es muy dañina y puede resultar devastadora en el terreno sexual. La ironía y lo dramático del asunto es que la imaginación es una herramienta accesible para todas las personas. Ésta es indispensable para mantener la chispa, tanto de la pasión sexual, como de la ilusión por vivir.

Otra serie de herramientas muy útiles la forman contar con el conocimiento adecuado de las zonas erógenas y todo su potencial. Si tomamos en cuenta que una zona erógena al ser estimulada produce placer, el disfrute durante la actividad sexual  puede ser mayor si se incluyen más zonas erógenas.

Existe una gran tendencia a centrarse en los genitales y a dejar en un segundo o tercer plano otras zonas que también son muy placenteras.

El abecé del sexo comienza con el conocimiento de las zonas erógenas propias. De ahí habrá que pasar a conocer las de su pareja sexual.

Determinadas posturas permiten que los miembros de la pareja puedan estimular indirectamente otras zonas erógenas y aumentar el placer. La postura también puede determinar la profundidad del coito, lo cual a su vez condiciona la intensidad del disfrute. Más concretamente, toda persona cuenta con puntos en los genitales que, dependiendo la postura en la que se efectúa la penetración, facilitan que la persona estimule aquellas partes que más placer le producen.

La exploración de distintas posturas sexuales ofrece la posibilidad de incluir una mayor variedad en el menú sexual.  Ayuda a mantener viva la chispa de la pasión.

Del cero al diez, ¿qué puntuación das a ti vida sexual? ¿Consideras que tus relaciones sexuales son estimulantes y divertidas? ¿Cuál crees que es el secreto para mantener viva la pasión?

Texto: Xud Zubieta