Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

¿Qué hacer con las manos al besar?

La intensidad de un beso depende en ocasiones del uso que hacemos de las manos en ese momento. No todas las personas utilizan las manos del mismo modo a la hora de besar. ¿Qué sueles hacer tú? No es lo mismo acariciar suavemente las mejillas de la otra persona, que sujetar su cabeza firmemente. La intensidad y el tipo de intensidad varían enormemente…

Daniel Day-Lewis, por ejemplo, en muchas de sus escenas románticas hace un buen uso de sus manos. Acaricia suavemente a su compañera y luego toca su cabello, acariciándolo. Es un buen modelo de cómo las manos pueden incrementar el placer erótico del momento. No es el mismo caso que cuando se utilizan para inmovilizar a la otra persona, tenerla sujeta y controlada, para someterla en una postura incómoda.

Está comprobado que a muchas personas les gusta que jueguen con su pelo suavemente. Tras décadas de mala prensa con respecto a las lacas pegajosas, hoy día existen productos capilares que aumentan la agradable sensación al tacto. Si deseas que el pelo entre en juego durante en un juego de caricias, evita productos que más bien alejarían las manos de cualquiera.

¿Y los ojos? Una inmensa cantidad de personas suele besar con los ojos cerrados. Muchas situaciones dan tiempo para experimentar en algún momento dejar los ojos abiertos. Puede que al abrirlos, te encuentres con una tierna y penetrante mirada que hace que el beso sea todavía más íntimo y placentero.

A algunas personas esto les parece una tarea imposible, como el estornudar con los ojos abiertos… Hay una creencia generalizada de que es necesario intentar bloquear el resto de sensaciones, pero el besar con los ojos abiertos es el equivalente sensual de tener relaciones sexuales con la luz encendida.

Si vas a mantenerte besando durante horas en algún lugar público semi-oscuro, puede ser una buena idea que de vez en cuando eches un vistazo a tu bebida, tu cartera, tu maletín, tu bolso, o cualquiera que sean tus pertenencias… Hay quien se aprovecha de este tipo de situaciones.

¿Qué haces con las manos mientras besas? ¿Qué te gusta que haga la otra persona con sus manos mientras te besa? ¿Y qué haces con la mirada? ¿Cierras los ojos todo el tiempo?