Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

Sexting

Se llama “sexting” al envío de contenidos de tipo sexual ―principalmente fotografías o vídeos― producidos generalmente por el propio remitente, a otras personas por medio de teléfonos móviles u otros dispositivos tecnológicos.

Relacionado con el sexting se encuentra el llamado “sex-casting”: la grabación de contenidos sexuales a través de la webcam y difusión de los mismos por e-mail, redes sociales o cualquier canal que permitan las nuevas tecnologías.

En los últimos tiempos todo esto además se ve acompañado por el hecho de que se está produciendo una sexualización precoz de la infancia. Es decir, el comienzo de la adolescencia está llegando a edades cada vez más tempranas. Éste es principalmente el caso de las niñas.

Por otra parte, se está extendiendo la utilización de nuevas tecnologías y muchas veces los menores simplemente no están preparados para ello. El hecho de que los menores adopten conductas sexuales impropias de su edad, tomando en cuenta todos estos factores, resultan en mayores riesgos a nivel psicosocial.

La tecnología está cada vez más presente en la vida de muchas personas en la sociedad. Ello facilita que un impulso más o menos inmediato se convierta en una realidad imposible de parar. Cuando los impulso son de adolescentes precoces, la alarmas saltan de inmediato. Una vez realizado el sexting, no hay vuelta atrás. La inmediatez conlleva el peligro de que en ocasiones no exista un período de reflexión.

No obstante, se ha querido mencionar expresamente porque, unida al resto de factores analizados ―falta de cultura de privacidad y menor consciencia del riesgo― coloca a los menores en una situación de especial vulnerabilidad con respecto a los adultos.

Lógicamente, este fenómeno no afecta exclusivamente a los adolescentes, sino que viene implícita en la utilización de tecnología actual.

Cabe preguntar: ¿Cómo puede escaparse una imagen desde el ámbito privado? Voluntariamente. Lo más habitual es que alguien lo envíe porque considera que tiene esa confianza con el receptor. Sin embargo, el receptor del contenido produce una cadena, a su vez, reenviando las imágenes a sus contactos ―por fanfarroneo, por despecho, por diversión, por torpeza…―.

Acabamos de leer la noticia de que el Consejo de Ministros ha incluido en el anteproyecto de ley de reforma del Código Penal la tipificación por primera vez del delito por la divulgación no autorizada de imágenes o grabaciones cuando afecten gravemente su intimidad, que de aprobarse se penaría hasta con un año de prisión. Esto supone un cambio importante en las consecuencias penales de este tipo de comportamiento, que es particularmente dañino. Es probable que a esta decisión hayan influido los casos muy mediáticos que han sido víctimas de sexting recientemente y que han visto seriamente dañada su imagen y su intimidad.

En cuanto a las formas involuntarias de perder el control de imágenes de contenido sexual, están el robo o pérdida del teléfono móvil, o del ordenador,  o por algún tipo de hacking, que también es un delito. A veces éstos usan programas de recuperación de datos, que les permiten incluso recuperar archivos eliminados del ordenador, si no se ha realizado un borrado seguro. En resumen, hay distintos modos de conseguir el acceso a tu información y hay expertos en encontrar la manera de acceder a ésta.

En el caso del sexting entre adolescentes un riesgo adicional es que las imágenes pueden entrar en un circuito de pornografía de menores y pederastia.

El fenómeno del sexting representa uno de los mayores problemas en cuanto a la utilización de Internet y las nuevas tecnologías por parte de los adolescentes.

¿Cuánto conoces el sexting? ¿Alguna vez los realizado, consciente o inconscientemente? ¿Cuál es tu postura con respecto a la opción de mandar e intercambiar imágenes sexuales como parte de tu utilización de las nuevas tecnologías?

Texto: Xud Zubieta

  • Albisalbos

    Buenas tardes, escribo en este blog para informar a otros padres de que existe una herramienta novedosa, con la que podemos ver la actividad de nuestros hijos en las redes sociales, de esta manera podemos detectar y prevenir el sexting, ciberbullying o grooming. A nosotros nos parece muy buena y estamos encantados con los resultados. Dejo el enlace de donde lo descargué para que opineis. Un saludo. http://www.sassreport.com