Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

¿Te gustan las citas románticas?

En ocasiones hemos visto situaciones en las que uno de los miembros de la pareja organiza una cita romántica. Se esfuerza y prepara el encuentro, tomando en cuenta hasta el último detalle para crear una situación ideal, en la que los dos puedan sentirse “en el paraíso”.

Entre otras muchas cuestiones, un buen resultado depende del grado de romance desplegado. O, más bien, de la percepción que se tenga de las muestras del romance. Hay personas que se empalagan fácilmente con las situaciones románticas. Y, obviamente, su percepción de intensidad les lleva a saturarse antes. Otras, en cambio, se sienten más seguras cuando experimentan buenas e intensas dosis de romance. Hay que saber negociar puntos intermedios, pero ya se sabe que las personas flexibles son quienes suelen disfrutar más.

Por otra parte, uno de los aspectos que más dificulta el placer es la anticipación de lo que ocurrirá, y el que gozo que se derivará de ello. Esto también sucede, por ejemplo, en algunas fechas consideradas importantes, como puede ser la celebración de Navidad o la de los cumpleaños. Hay personas que en tales ocasiones sienten la obligación de divertirse, lo cual paradójicamente, hace casi imposible el que puedan disfrutar. Se centran en la obligación y se olvidan de lo que está ocurriendo. A menudo, cuando más nos divertimos es cuando no esperamos nada de una situación.

En una cita romántica, pase lo que pase, lo más recomendables es ubicarse en el “aquí y ahora”. Si nos encontramos receptivos a nuestra propia persona, será mucho más sencillo ser receptivo a la otra persona y a la situación en general. Este tipo de actitud permite percatarse de muchos detalles positivos y sutiles que ya están presentes y que, de otro modo, pueden pasar desapercibidos. Saber captar la sutileza de los detalles y valorar el cariño de la otra persona en la preparación de la cita nos hará estar más unidos a ella. Aunque ésta no siempre acierte en nuestros gustos al organizar el encuentro.

Es necesario recordar que las expectativas muchas veces producen decepción. Aunque es posible planificar, lo que resulta poco aconsejable es anticipar hechos y resultados. Suele ayudar más una actitud abierta con la cual, más que fabricar el romance, la persona es sensible a las distintas formas en que éste está, de hecho, manifestándose. Entonces la idea se habrá hecho realidad.

¿Te consideras una persona romántica? ¿Qué aspectos te gustan del romance? ¿Cuánto espacio hay en tu relación de pareja para el romance? ¿Te gustan las citas románticas? ¿Cuánto te preocupa vivir el “aquí y ahora”?