Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

Travestismo

El término “travesti” se aplica a las personas, hombres o mujeres, que visten ropa del sexo opuesto. Lógicamente, en este fenómeno intervienen importantes factores culturales, los cuales determinan qué ropas son consideradas masculinas y cuáles femeninas. Empezaremos por aclarar que no todas las personas travestis están motivadas por las mismas razones y que existen distintos tipos de travestismo. Por un lado está el de aquellos hombres o mujeres transexuales o transgénero. Estas personas, al sentirse atrapadas en el cuerpo de un sexo que no les corresponde, actúan en consecuencia y adoptan conductas del sexo con el que se identifican. La vestimenta entonces es un elemento más en su deseo de afirmar su sentido de identidad. Por otra parte, se encuentra el travestismo fetichista, que es algo completamente distinto.

El fetichismo travestista generalmente se presenta en hombres heterosexuales que sienten excitación por medio del contacto de prendas femeninas. En ocasiones esto les lleva a vestirse con ropas de mujer de los pies a la cabeza. No obstante, muchas otras veces se limitan a ponerse algún tipo de lencería. Hallan excitación tanto en la experiencia táctil ―por la textura de las prendas― como en el aspecto visual ―al mirarse en el espejo, por ejemplo―. A algunos les gusta además fotografiarse y vivir sus fantasías.

Algunos travestis heterosexuales incluyen para su cambio medidas físicas que modifican parcial o temporalmente su cuerpo. Lo pueden hacer empleando hormonas, depilación postizos… con el objeto de feminizar o masculinizar sus cuerpos. El travestismo en la mujer, quizás, esté mucho más normalizado en nuestra cultura.

El travestimo fetichista se considera una parafilia dependiendo de la recurrencia de esta clase de conducta y del grado en que esté interfiriendo en la vida de la persona. No es difícil imaginar que la presencia de este tipo de fetichismo en una relación convencional ―aunque suene contradictorio y hasta chocante, es el caldo de cultivo para este tipo de parafilias y en consulta hemos visto unos cuantos casos― suele desconcertar y confundir al otro miembro de la pareja. Éste miembro suele ser el auténticamente convencional. Entonces, suele vivirse con estrés, temor, vergüenza, culpa… especialmente cuando el hombre tiene además impulsos de mostrarse en público vestido de mujer.

En las últimas décadas hemos conocido numerosos casos de este tipo. La tolerancia hacia ellos también ha ido aumentando pero la tensión que puede generar en el contexto de la pareja a veces resulta insalvable. En ello, además influyen una serie de factores sociales. Cuanto más convencional es el entorno y la red de apoyo de la pareja que viva dicha situación, más difícil puede parecer a priori. Al final, el amor, el cariño y la integridad pueden conseguir dar la vuelta a situaciones que hubieran parecido imposibles de solventar.

¿Has conocido casos de travestismo? ¿Recuerdas alguno que haya sido presentado en el cine o la televisión? ¿Estás de acuerdo con el dato de que es menos común entre mujeres?

  • Patty

    Hola soy trasvesti desde los 7 u 8 años, realmente disfruto estar vestido de mujer, en la mayoria de los casos me estimula mi erotismo, otras veces simplemente me siento agusto usando tacones vestidos, o faldas, y ropa interior. Es angustiante por que antes de que se hablara de esto, llevaba dos personalidades. Muy dificil de explicarle a tu pareja, mi matrimonio casi esta roto

    • nitty

      Mi novio es fetichista y ocasionalmente le excita el ponerse zapatos de tacon , ponerse mis braguitas las que haya usado, pero funciona sexualmente normal, le da mucha atencion a mi cuerpo y es muy carinoso , yo no lo tomo como una desviacion sino solo como un juego erotico , pienso que lo importante en su caso ,que esto no se convierta en una fijacion y que pueda tener una relacion sexual satisfactoria sin necesidad de artificios , se que no es homoxesual porque nuestras relaciones sexuales son muy satisfactorias ,lo Unico que me preocupa es pensar que quiera ir a mas , de todas maneras quiero informarme mas como puedo ayudarle