Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

Zonas Erógenas

Las zonas erógenas son aquellas áreas de nuestro cuerpo que, al ser estimuladas producen excitación y placer. Están formadas por terminaciones nerviosas y se puede decir que, en general, éstas son iguales para todas las personas. Lo que varía es la historia individual de las zonas erógenas y nuestro deseo por estimularlas.

Entonces, si estamos hablando de que dependen de la historia de cada cual, las zonas erógenas pueden ser muy distintas entre hombres y mujeres. La imaginación a la hora de estimularlas también puede ser muy diferente.

Por otra parte, para conocer qué partes del cuerpo pueden ser fuentes de placer, hay que observar nuestra propia experiencia, la cual va cambiando. Es así que el mantenernos actualizados resulte fundamental e ir creando más historia.

Creemos recomendable realizar una exploración de las distintas áreas de nuestro cuerpo. En ésta podemos ir comprobando las reacciones según la zona y la estimulación. La exploración puede llevarse a cabo de muchas maneras. Quizás al principio podemos ir de arriba abajo, acariciándonos la cara y la cabeza primero. Las orejas son muy agradecidas. Reconozcamos cada punto y veamos cómo su sensibilidad nos parece distinta. Puede ser divertido y nos ayuda a llegar muy lejos. Los resultados muchas veces dependerán de la inversión, como en otros ámbitos de la vida.

Durante la exploración notaremos que algunas partes parecen más capaces de producir excitación que otras. Sería muy interesante y útil tener una muy buena idea al final de nuestro mapa erógeno. Al tener un mejor conocimiento de nuestras zonas erógenas en cada exploración seremos capaces de conseguir más placer merced a aquellas que sabemos que nos excitan en especial.

Lógicamente, si conocemos mejor nuestras zonas erógenas y nos mantenemos actualizados, podremos enseñar a nuestra pareja o compañero sexual a darnos más placer y confianza.

Recordemos que la piel es la mayor zona erógena con la que contamos. ¡Aprovechémosla! Asimismo, creemos que es importante ir más allá de los genitales. Para prácticamente todas las personas, estimular los genitales produce mucha excitación. Al ir conociendo otras zonas erógenas, ampliamos nuestro repertorio y potenciamos el disfrute sexual. Prevenimos la monotonía.

Como dato curioso podemos mencionar que los hombres son más proclives a centrarse en los genitales. Las mujeres prefieren dedicar más tiempo a otras zonas antes de llegar a los genitales.

¿Conoces tus zonas erógenas? ¿Y las de tu pareja? ¿Cuáles son tus favoritas además de los genitales? ¿Sueles dedicarles tiempo? ¿Crees que tus zonas erógenas han ido cambiando con el tiempo?