Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

Mentiras on-line

Internet salta muchas barreras y hace trampas en la comunicación. Primero, porque paradójica pero lógicamente se desvirtúa el lugar desde donde se liga. Cada uno en su casa y controlando la posibilidad de abrir y cerrar la ventana sin dar explicaciones. Con la sensación de seguridad que esto da. Sin ser conscientes de que el contacto se está produciendo a través de una amplísima red, donde con el click del ratón se abarcan millones de kilómetros cuadrados, en los que caben millones de individuos. 

A esto se suma la complicidad que se crea al no estar cara a cara, y poder pasar en un momento a entablar diálogos con una importante carga emocional y afectiva. Esto transforma el ámbito público en un espacio íntimo en un instante.

Así, no es de extrañar que los contactos creados a través de Internet sean, en muchos casos, un ejemplo de manipulación de la realidad. Una persona que intenta ligar por este medio tiene la complicidad del anonimato, que sólo puede romper ella misma. Mientras tanto, puede presumir de ser todo un dechado de virtudes, una maravillosa especie en peligro de extinción…

Tenemos evidencia de un sin número de primeros encuentros reales ―tras quizás un largo cortejo virtual― en el que se descubren una serie de verdades que se habían mantenido ocultas hasta entonces por temor a mostrarse tal cual. Y que pueden llevar al traste cualquier inicio de encuentro honesto. En distintos foros podemos llegar a leer cosas realmente increíbles, que pueden resultar verosímiles sólo para las personas más ingenuas. Generalmente, todos intentamos dar una buena impresión de nosotros mismos y un medio como Internet facilita esta tendencia. Pero de ahí a fabular como Walt Disney hay un abismo.

Conocemos casos de personas que han roto relaciones de años deslumbradas por una quimera virtual. Casos en los que una fantasía virtual se sustentaba, en el mejor de los casos, por medias verdades, cuando no en crueles engaños.

No todas las mentiras tienen el mismo peso, y habrá algunas que serán menos graves o más serias que otras ―que podrían incluso perdonarse y  pasar desapercibidas―. Los límites tienen que ser establecidos por la propia persona. Hay que ser honesto con uno mismo y con los demás, y recordar que las mentiras conducen a mal puerto, y que habrá mentiras que pueden resultar imperdonables.

¿Con cuánta frecuencia crees que miente la gente en Internet a la hora de ligar? ¿Has tenido encuentros reales que desvelaban mentiras virtuales? ¿Cuánta confianza te inspira para entablar una relación una persona que te ha mentido desde el principio?