Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

Terapia de pareja

Las relaciones sentimentales tienen un inmenso valor en nuestra cultura. Para muchísimas personas, contar con alguien especial y sentirse especial para alguien es de máxima importancia.

Las relaciones de pareja son una fuente de alegrías, gozo, satisfacción… pero también suelen ser muy complejas. A veces son incluso sumamente complicadas. Los criterios de elección de la persona que deseamos que nos acompañe a lo largo de la vida en ocasiones son sorprendentes. En cualquier caso, las tasas de divorcio no paran de aumentar, las crisis y las rupturas de pareja están al orden del día. Sin embargo, muchas veces podrían gestionarse adecuadamente –si se sabe cómo− y afianzar la relación.

Contar con la visión y la ayuda profesional de un terapeuta resulta de gran utilidad cuando los problemas pueden llegar a bloquear a los integrantes de la pareja. La perspectiva y la experiencia de un profesional es justo lo que puede marcar la diferencia a la hora de gestionar adecuadamente los problemas.

Si tu relación de pareja está pasando por un momento difícil, si hay aspectos de la relación que te cuesta trabajo entender o aceptar, la terapia de pareja te será de mucha ayuda. Si tu satisfacción sexual no es la que deseas, acudir a terapia sexológica te ayudará a mejorarla.

Generalmente, en terapia se detectan los “puntos flacos” en la relación de la pareja y se provee a cada integrante de habilidades y herramientas para compensarlos y superarlos.

Los motivos por los que nos consultan son muy variados. Lo más habituales son las siguientes, pero son tan sólo algunos ejemplos:

  • Conflictos por infidelidad
  • Pérdida de confianza en la pareja
  • Insatisfacción sexual
  • Desavenencias conyugales
  • Crisis en la relación
  • Dificultades en la comunicación
  • Mediación en separación y divorcio
  • Asistencia en problemas derivados de alguna disfunción sexual
  • Estilos diferentes en la relación de pareja que producen tensión
  • Influencia del núcleo familiar de origen
  • Equilibrio en la dinámica de la relación
  • Luchas de poder
  • Depresión o enfermedad en la familia
  • Parafilia
  • Problemas relacionados con el rol de ser padres
  • Optimización de la actividad y el placer sexual
  • Desarrollo de las habilidades afectivas y sexuales

La duración del proceso terapéutico puede variar mucho de una pareja a otra y sobre todo depende del buen hacer que la pareja muestra como pacientes. Generalmente, en cada sesión se darán pautas y si los miembros de la pareja las van siguiendo, el ritmo de la terapia será dinámico y se llegará antes a los objetivos. Las sesiones suelen ser combinadas con ambos integrantes, y en ocasiones sólo con uno de ellos.