Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

Sexualidad animal: mitos y realidades

A veces nos parece que puede haber bastante ingenuidad acerca de la sexualidad animal, así como una serie de mitos y leyendas. A continuación presentamos una serie de hechos que pueden resultar curiosos en torno a las prácticas sexuales en ciertas especies animales. La mayoría de los animales son promiscuos, lo cual rompe el mito de la monogamia.

David Barash y Judith Lipton publicaron la obra “The myth of monogamy”. Ahí, ellos comentan que “el estudio de la conducta animal se ha visto revolucionado por la posibilidad de hacer pruebas de ADN”. Se ha descubierto que las crías de algunos animales tenían un padre distinto al que les cuidaba desde el nacimiento… Con esto se marca la diferencia entre “monogamia social” y “monogamia sexual”. Este fenómeno se ha observado en águilas, gansos, cisnes, gibones, castores y distintas especies de aves ―a pesar de la creencia tradicional de que todos éstos eran monógamos―.

Un hecho menos conocido es el del fetichismo. Primates que utilizan de forma habitual objetos inanimados como fetiches para masturbarse. Bert Barrera, del Southwest National Primate Research Center, afirma: “Un macho chimpancé que se crió en cautividad desarrolló un fetiche con un zapato de piel, el cual solía emplear para sus prácticas masturbatorias”.

En cuanto a la imaginería sexual, un estudio por Platt y Deaner de la Duke University de Carolina del Norte demostraba que: “virtualmente todos los monos machos están dispuestos a sacrificar un alimento o una bebida importante por tener la oportunidad de ver el culo de una hembra de su especie”. Los machos de esta especie realmente valoran los estímulos visuales eróticos.

Los bonobos son los primates más próximos genéticamente a la especie humana. Viven en Zaire y su sexualidad es variada. Tienen relaciones con individuos del mismo sexo o del sexo opuesto, de mayor o de menor edad. Además es el único animal que copula cara a cara ―además del humano―. Algunos cambian de pareja sexual frecuentemente, mientras que otros establecen relaciones de pareja duraderas. Las parejas homosexuales entre bonobos suelen adoptar y criar a miembros huérfanos de su especie, lo cual no deja de resultar curioso. En una misma comunidad, conviven bonobos homosexuales, bisexuales y heterosexuales sin conflictos aparentes por ello.

Janet Mann, profesora de biología y psicología de la Universidad de Georgetown, está convencida de que por medio dela conducta bisexual ―común entre delfines machos― se crean vínculos que favorecen la búsqueda y la protección de las hembras. Los delfines forman parejas, tríos cuartetos… El modelo de pareja “macho-hembra” es uno de los modelos, pero cuentan con toda una variedad. En ese sentido llama la atención la flexibilidad de las sociedades que los delfines forman. En los años noventa proliferaban historias de delfines que abducían a algunas chicas con fines sexuales. Llegamos a oír a gente contar este tipo de cosas en programas de radio. Algunas historias sonaban bastante creíbles: eran contadas con una cierta lógica y sin caer en contradicciones, lo cual es difícil cuando se miente. En cualquier caso, no contamos con información fidedigna que sustente dichas historias…

¿Cuán parecidas o distintas crees que son las prácticas sexuales de algunas especies animales y las nuestras? ¿Cuánto nos parecemos a ellos, o ellos a nosotros?