Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

¿Es posible el gozo en la adversidad?

Cuando vivimos estresados puede resultar difícil disfrutar. Lo cual es de particular interés en los tiempos en que vivimos. La cantidad de situaciones estresantes a las que nos enfrentamos en estos momentos de crisis son mayores conforme pasan los días, los meses y los años ya… desde que explotó la burbuja inmobiliaria. Esto es algo bastante conocido, y lo que queremos plantear en esta ocasión es la posibilidad de disfrutar, a pesar de que “el mundo” y la realidad que conocíamos hayan cambiado tanto en tan poco tiempo.

¿En estos momentos es posible sentirse feliz y disfrutar incluso con mayor intensidad algunas situaciones? Comparado esto con los años pre-crisis. A veces pareciera que es de mal gusto sentirse bien y mostrarlo ―o que en estos momentos está prohibido―.

Sin embargo, te alentamos a intentarlo si es que todavía no lo estás haciendo. Ayuda aceptar que hay situaciones que no podemos cambiar, o que están más allá de nuestro control. Si nos centramos en las que sí podemos cambiar, nuestra energía rendirá más. Hay cosas que no dependen de nosotros ―o en las que nuestra participación está muy limitada―. Asimismo, hay otras que pueden ocurrir gracias a nuestro esfuerzo, dedicación y a la habilidad de mantener la perspectiva. Otro refrán dice que “lo que no te mata, te hace más fuerte”. Preferimos una perspectiva más positiva, como éstá: “mientras hay vida hay esperanza”.

Está claro que es bastante más fácil decirlo que llevarlo a efecto. Estamos convencidos de que vale la pena intentarlo y que, al intentarlo, participamos en una “ola” positiva. Su efecto se siente primero en la propia persona y poco a poco se puede traducir en una actitud más frecuente. El tomar la iniciativa refuerza nuestra confianza y acrecienta la sensación de que formamos parte más de la solución, más que del problema.

Es imprescindible identificar cualquier tipo de idea inconsciente de que es de mal gusto disfrutar y tener momentos de felicidad. Tales ideas surgen por razones y situaciones diversas. Recuerda que tú no tienes la culpa de la crisis económica y de que se estén multiplicando los problemas de muchas personas.

Recordemos que la felicidad o la infelicidad no son estados permanentes. Más bien lo que podemos tener son momentos de felicidad de mayor o menor duración. El sentir esos momentos con plenitud, por efímeros que sean, contribuirá en buena medida a nuestro equilibrio general.

Si es ésta nuestra actitud ante la crisis ―o ante la adversidad―, seguramente también seremos capaces de disfrutar de nuestra actividad sexual. El peligro está en convertirla en una válvula de escape. Es sano disfrutar del sexo y además se sugiere encontrar otras situaciones que produzcan gozo y placer. La actitud hace mucho. Atrévete a disfrutar. Que nosotros sepamos, no está oficialmente prohibido.

¿Te permites disfrutar? Si no, ¿nos cuentas qué te lo impide?