Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

Deseo sexual dispar en la pareja

En consulta sexológica hemos podido comprobar la gran preocupación que sienten muchas parejas con respecto al deseo sexual. Más concretamente, suelen presentarnos una serie de preguntas dirigidas a entender el efecto del deseo sexual en las relaciones de la pareja.

Lamentablemente, un enorme número de personas llegan a sus relaciones de pareja sin tener una idea clara de cómo es su propio deseo sexual. No se conocen lo suficiente y tampoco son capaces de identificar su propio ciclo de respuesta sexual, las constantes o los altibajos en el deseo que pueden experimentar en distintos períodos de su vida. Por ello, quizás sea demasiado pedir que cada persona, además, sepa cómo es el deseo sexual de su pareja. Especialmente cuando el compromiso indica que la relación es un proyecto a largo plazo.

Si la gente se preocupara por detalles tan concretos y tan importantes cómo el del deseo sexual, seguramente se evitarían muchísimas sorpresas desagradables. Cuando la pareja empieza a convivir puede encontrarse con que el sexo en su relación es un fiasco. Está claro que cuando hay una buena voluntad por ambas partes es posible enfrentarse a cualquier problema con garantías. Sin embargo, las emociones asociadas al sexo suelen ser muy fuertes y generar mucha frustración y rechazo.

Hay parejas que después de unos años de relación y de muy poca actividad sexual descubren que no sólo existe una diferencia en el grado de deseo sexual que experimenta cada miembro, sino que además hay una importante disparidad. Entonces suenan las alarmas. Puede que antes uno de los miembros rehuyera el sexo y el otro no insistiera en su práctica por miedo a incordiar. Lo que tiende a ocurrir en estas circunstancias es que la persona con bajo deseo siempre encuentra otras cosas en las que ocupar y entretener a la pareja. La persona con mayor deseo al principio suele restarle importancia. Quiere creer que todo es temporal, que más adelante, cuando el compromiso esté más consolidado, la otra persona cambiará y se mostrara más abierta al sexo. La verdad es que generalmente se engañan pensando de este modo. En algunos casos, una vez que llegan los hijos, la vida sexual de la pareja se diluye. No se pueden pedir peras al olmo y si te has casado con un olmo es difícil que dé peras. Aunque lo importante es buscar ayuda cuanto antes, ya que si la situación se cronifica es más difícil buscar la solución.

No se pueden pedir peras al olmo y si te has casado con un olmo es difícil que dé peras. Aunque lo importante es buscar ayuda cuanto antes, ya que si la situación se cronifica es más difícil buscar la solución

No obstante, el tema del grado de deseo sexual representa una prioridad para una minoría. La gran mayoría de parejas toma en cuenta otros aspectos, como puede ser la compatibilidad en las personalidades, la educación, el estatus social y económico… los cuales pueden ser importantes, pero no ofrecen ninguna garantía de que la vida sexual en la pareja irá bien y será satisfactoria.

Así que cuando una pareja en la cual hay disparidad de deseo sexual llega a consulta, le preguntamos si se trata de una situación nueva o es así desde el principio. Sólo un porcentaje menor de parejas contestan que es una situación nueva para ellos. En muchos casos, la disparidad en el deseo sexual ha estado ahí desde el principio aunque ahora esta más presente que nunca.

¿Cuánto influye tu grado de deseo sexual en tu elección de pareja? ¿Si una persona te gusta, cuánto te importa que tengáis un deseo sexual dispar? ¿Cuál es tu experiencia con respecto a este tema? ¿Podrías pasar muchos años en una relación de pareja en la que hay muy poco sexo?