Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

¿Es fácil tener sexo?

Cuántas veces hemos escuchado las peripecias de algunas personas para poder tener sexo. Especialmente si se trata de tenerlo con facilidad regularmente. Son muchos los que desean tener una vida sexual frecuente y satisfactoria. El sexo es un constante reclamo y, en todas sus vertientes, es uno de los temas que más dinero mueve en el planeta. El sexo simboliza toda una serie de fuertes energías, aunque algunas de éstas pueden estar cargadas de ambigüedad y culpa.

¿Cuántas personas pueden presumir, realmente, de tener una vida sexual satisfactoria? Creemos que el porcentaje probablemente no es demasiado alto. Por lo tanto, en primer lugar debemos preguntarnos qué facilita el que alguien pueda contar con una vida sexual satisfactoria.

Se trata de una cuestión compleja y que depende de diversos factores. Sin embargo, hoy deseamos centrarnos en algunos aspectos que consideramos que son fundamentales. Para empezar, la persona ha de analizar cuáles son sus prioridades y analizar si entre ellas se encuentra tener relaciones sexuales con regularidad. Como ya hemos dicho anteriormente, es muy difícil, por ejemplo, conseguir sexo frecuente cuando el individuo no reserva un espacio de tiempo adecuado ―en su día, en su semana o en un mes― para poder incluir esa posibilidad.

Además del tiempo, otro de los factores básicos es contar con un espacio en el cual poder disfrutar de una intimidad que permita explorar la sexualidad. Está claro que las personas jóvenes, que aún viven en casa de sus padres, suelen enfrentarse a esta dificultad, muchas veces terminan teniendo relaciones sexuales en el coche, o en lugares similarmente incómodos e inadecuados.

En consulta, hace un tiempo atendíamos a una pareja que llevaba casada unos 15 años, con un hijo, y que tenía una vida sexual muy pobre, de la cual ambos se quejaban. Al analizar algunos de los aspectos más básicos de su situación, nos dimos cuenta de importantes carencias. Independientemente de las cuestiones de deseo y compatibilidad sexual, que pueden ser causas de un problema así, en esta pareja existían otras dificultades fundamentales. Nos sorprendió mucho en este caso, por ejemplo, que su dormitorio no contara con una puerta. Esto les imposibilitaba contar con la intimidad necesaria que luego podía derivar en relaciones sexuales.

Nos dimos cuenta de que en esta pareja una de las principales dificultades era que nunca habían considerado, realmente, que su vida sexual era una prioridad. Sabemos que el estilo de vida de nuestra sociedad actual nos llena de actividades y exigencias variadas. A menos que una persona, o la pareja, considere que el sexo es una actividad importante y prioritaria en su vida, es probable que ésta pase a un plano secundario. Cuando eso ocurre, la vida sexual tiende a ir desapareciendo en la pareja o en la persona.

Una de las condiciones necesarias para practicar sexo regularmente es, sin duda, el contar con espacio cómodo que facilite la intimidad en la pareja. Es imprescindible que se pueda contar con dicho espacio. Casi siempre esto simplemente implica el poner un pestillo en la puerta del dormitorio. Algo tan simple puede permitir a la pareja estar más tranquila y relajada sabiendo que nadie irrumpirá en su intimidad. Pero, si ni siquiera hay puerta en la habitación, tampoco puede haber pestillo.

¿Cuán fácil o difícil te parece tener una vida sexual regular y satisfactoria? ¿Cuentas con tiempo suficiente para el sexo? ¿Tienes un espacio adecuado en el cual explorar tu intimidad y tu vida sexual?