Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

Placer en sintonía

Hasta hace un par de generaciones, más o menos, la preocupación por “cumplir” era casi exclusiva de los varones, supuestos “expertos” en materia sexual, encargados de iniciar a su esposa en el tálamo conyugal tras su sagrado matrimonio. En ese contexto, la ingenuidad sexual ―pícara o no―se consideraba un requisito para las mujeres y una carencia en las atribuciones viriles.

En la actualidad, dicho planteamiento nos puede sonar ridículamente cursi y trasnochado, aunque, ¿qué ha cambiado realmente? Sí, es cierto que ahora las mujeres son tan expertas como ellos. Esto ha tenido su evolución, y más de uno ha perdido los papeles cuando le ha tocado vivir en sus carnes el período de transición hasta la liberación sexual femenina.

Por fortuna, en nuestro mundo se asume que el placer es propio de hombres y mujeres. La inquietud por “la primera vez” no es exclusiva de ellas, incluso ellos están más preocupados porque aún persiste el lastre de los roles tradicionales. Se sorprenden de que las cosas vayan bien en la cama y que ellas se queden adecuadamente satisfechas. Ellos, por supuesto, deben estarlo. O eso creen…

La preocupación por el placer de la pareja, en lugar de facilitar el placer, en muchas ocasiones puede interferir en el disfrute. Hay frases que han hecho mucho daño y que siguen causando estragos: “No hay mujeres frígidas, sino hombres inexpertos”… Son frases resultantes del machismo paternalista hiperresponsabilizando de la relación sexual al hombre, fomentando actitudes de pasividad en las mujeres.

Nosotros decimos que cada uno tiene que ser responsable de generar su propio placer. Esto lejos de fomentar actitudes egoístas, favorece el placer compartido, ya que no hay nada que estimule más que ver excitada a tu pareja. Más aún si tú eres quien lo causa. Así que la mejor manera de participar en el encuentro sexual es buscar el placer propio en sintonía con la pareja. Quien haya disfrutado de una pasión compartida sabe de lo que hablamos.

¿Te obsesionas con que tu pareja disfrute de la relación? ¿Te excita ver a tu pareja excitada? ¿Vives con comodidad o incomodidad que tu pareja se preocupe mucho por tu placer sexual?