Centro Psicológico y Sexológico Zubieta Centro Psicológico y Sexológico Zubieta

Psicólogo, sexólogo,Psicología, Sexología, Terapia sexual. Valencia. Centro profesional especializado en terapia psicológica y sexológica en Valencia. Confeccionamos un tratamiento personalizado, según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones concretas para la salud sexual y psicológica.

c/ Alcocéber 1, 9-B
46011 Valencia (Spain)
Tel. 96 371 2521

Síguenos en Facebook

¿Qué es el «sincericidio»?

Hay verdades que a veces es mejor ignorar...

Al abordar el tema de la infidelidad y la mentira en las relaciones de la pareja surgía la cuestión de si es preciso contar toda la verdad. Difícil cuestión. Los seres humanos podemos ser tan impredecibles, que no siempre es fácil saber cómo va a reaccionar la otra persona ante nuestras confesiones.

Ciertamente, existen casos de personas que al escuchar las apuradas confesiones de su pareja se sienten profundamente conmovidos. Se crea una situación en la que la confianza puede crecer porque se ha dado un paso importante hacia una honestidad hasta entonces desconocida.

Es verdad que muchas veces los secretos son los causantes del distanciamiento entre dos o más personas. Cuanto más se abre uno al otro ―en el terreno de la comunicación―, más aumenta la cercanía. La comunicación prevalece y permite a la pareja pasar a un plano de mayor comprensión, a un nivel de mayor acercamiento.

En el caso contrario, también hemos visto cómo algunas parejas eran incapaces de subsanar el daño resultante tras una confesión. De pronto, se enfrentan a una situación que no esperaban ni deseaban. Se pueden sentir muy dolidas. Su orgullo ha sido herido y no se sienten capaces de perdonar. No les es posible volver a los tiempos en que creían en su pareja. Algunos psicólogos lo denominan “sincericidio”. Se produce cuando la sinceridad tiene un efecto negativo, de alejamiento, miedo, inseguridad y desconfianza en la pareja… A un grado tal, que la sincera confesión marca el fin de esa relación.

Hacer revelaciones importantes requiere de tiempo y preparación. Especialmente cuando se trata de cuestiones sexuales, en las que los sentimientos implícitos son muy profundos. No es tan sencillo estar en casa preparando la cena o viendo la tele ―por dar algunos ejemplos― y de repente escuchar que nos han puesto los cuernos con nuestra hermana…

Al desear realizar confesiones es necesario que nos preguntemos si nos va a entender la otra persona. Ni todas las personas nos sabemos explicar, ni todo mundo sabe entender. También es cierto que puede tratarse de cuestiones que en realidad no afectan nuestra relación actual y está de más contarlas. Puede tratarse de faltas nuestra que han prescrito en el terreno sentimental y sexual.

¿Sientes la obligación de contarle todo a tu pareja? Cuando has revelado un secreto, ¿con qué tipo de respuesta te has encontrado? ¿Hay algo que nunca contarías?